8. Emergencias en la mar

Índex

8.1 Accidentes personales

Temario-PER-26

8.1.1. Tratamiento de urgencia de heridas, contusiones, hemorragias, quemaduras , insolación y mal de mar o mareo.

Normas generales: alejar al accidentado del lugar de peligro; observar con detenimiento al accidentado; actuar con prontitud, pero no precipitarse.

Heridas:

Herida es toda lesión que produce una pérdida de la continuidad de la piel, creando una puerta de entrada para los gérmenes y facilitando la infección.

Como paso previo e imprescindible al tratamiento de cualquier herida, sea del tipo que sea, se deben cumplir las siguientes normas:

  • Preparar un lugar, lo más limpio posible, para colocar el material y sentar o tumbar al paciente. Tratar el dolor y administrar una gammaglobulina antitetánica, salvo que se compruebe que el herido está correctamente vacunado contra el tétanos.
  • Preparar el material que se va a utilizar y desinfectar el instrumental (tijeras, pinzas…) por alguno de los siguientes métodos:

    Inmersión en solución desinfectante, que puede prepararse con clorhexidina , mezclando 10 ml. con 15 ml. de agua y 75 ml. De alcohol 96, dejándolo actuar dos minutos.

    Ebullición durante 20 minutos.

    Flameado (pasarlo por una llama) y enfriado en alcohol.

  • Lavarse las manos con abundante agua y jabón, cepillándose las uñas, y desinfectarlas con un antiséptico (alcohol).



HERIDAS LEVES

Son los pequeños cortes o erosiones superficiales que no están contaminados o infectados.

Tratamiento

  • Si la herida está en una región con pelo, se debe afeitar la zona (tijeras y maquinilla de afeitar desechable, hasta unos 5 centímetros alrededor de la lesión.
  • Temario-PER-27

  • Quitar los cuerpos extraños si son accesibles y pueden extraerse con facilidad.
  • Temario-PER-28

  • Limpiar la herida con agua y jabón, frotando con una gasa (no utilizar algodón), para eliminar los contaminantes. Se debe comenzar por el centro de la lesión e ir progresando en espiral hasta 3 centímetros del borde.
  • Secar con una gasa (nunca utilizar algodón) y aplicar un antiséptico, povidona iodada a chorro.
  • Temario-PER-29

  • Si la herida es pequeña y los bordes están próximos, con esto sería suficiente. Se termina taponando la herida con un apósito autoadhesivo estéril .
  • Si no está correctamente vacunado contra el tétanos, administrar gammaglobulina antitetánica, intramuscular en la nalga, y vacuna antitetánica subcutánea en el hombro.
    Cuando la herida es larga y profunda, tras estos primeros cuidados hay que aproximar los bordes para favorecer el proceso de cicatrización.


Contusiones: aplastamiento de tejido subcutáneo causado por el impacto de un objeto contundente, suele aparecer un moratón, en la cabeza vigilar posibles pérdidas de conocimiento y vómitos; en el tórax inmovilizar ante la posibilidad de rotura de costillas; en el abdomen se recomienda alimentarse sólo de líquidos; ponerse en contacto con el servicio radio médico.

Hemorragias: es la salida de sangre del aparato circulatorio, pueden ser internas o externas y arteriales o venosas.

  • Interna: La sangre queda en los tejidos y puede acumularse en las cavidades naturales del cuerpo humano sin salir al exterior existe menos riesgo de infección.
  • Externa: La sangre sale al exterior del cuerpo humano. Puede perderse mucha sangra según su gravedad. Al ser abierta existe riesgo de infección.
  • Arteriales: La sangre es de un color rojo intenso porque esta oxigenada y sale al exterior con mucha presión, debido a la alta presión arterial y al bombeo del corazón. Hay que reducirla rápidamente presionando sobre ella con gasas estériles y, en caso de no lograrlo, presionar por encima de la herida, con un torniquete, que no debe permanecer más de 3 horas y debe aflojarse cada cuarto de hora.
  • Venosas: La sangre es más oscura y sale de forma continua. Se suprime con vendaje comprimido por debajo de la herida y, en caso de producirse en una extremidad, hay que elevarla para facilitar la desaparición de la misma, capilares, no suelen revestir peligro.

Quemaduras: se caracterizan por el porcentaje de zona afectada y su profundidad. Existen tres niveles de quemaduras, en función de la profundidad:

  • De primer grado: Lesión superficial de la piel que presenta enrojecimiento y ardor epidérmico con dolor intenso (radiaciones solares, etc.), tratarlas con alcohol, vaselina boricada, parafinas líquidas, bicarbonato, etc.

  • De segundo grado: Afecta tanto a la capa externa como a la capa subyacente de la piel, (ampollas con líquido trasparente), no romper las ampollas, tratarlas con pomada Halibut o similar, apósitos grasos y recubrirlas con gasas esterilizadas.

  • De tercer grado: Se extiende hasta tejidos más profundos y produce una piel de coloración blanquecina, oscura o carbonizada que puede estar entumecida, (producidas por llamas o sólidos incandescentes, hacen costras), no quitar la costra, tratarlas con Linitul o similar, pomadas de penicilina, debe ser tratados por un médico.


Golpe de calor: Aumento de la temperatura corporal debido a un sobreesfuerzo. Se debe retirar a la persona de la zona de calor y se aplicaran compresas de agua sobre su cabeza y cuerpo para disminuirle la temperatura.

Insolación: Es debida a un sobrecalentamiento de la cabeza por radiación ultravioleta. Se deben aplicar compresas empapados en agua sobre todo el cuerpo para bajar la temperatura y trasladarle a un lugar fresco.

Fracturas y luxaciones: inmovilizar y suministrar analgésicos.

8.1.2 Servicio Radio-Médico español


Normas operativas: se debe llamar con VHF (canal 16) o por telefonía móvil al Centro Radio Médico. Esta llamada tiene preferencia a todos los mensajes, excepto el de socorro. O con el teléfono al 900 202 202 o se puede llamar directamente llamando (34) 913103475. Están las 24 horas del día todo el año. Siempre de forma clara y concisa deberemos dar todos los datos del enfermo, motivo de la consulta, antecedentes y datos de la urgencia, datos del barco y situación.

Temario-PER-30

Botiquín para la Zona de navegación 4: para la zona de navegación 4 se requiere un botiquín tipo Balsa de salvamento.

Temario-PER-31

8.2 Varada involuntaria

Temario-PER-32

8.2.1 Descripción de las medidas a tomar para salir de la embarrancada.

Es embarrancar, encallar puede ser voluntaria o involuntaria. Debemos, evaluar los de daños sufridos a la embarcación antes de cualquier actuación.


La varada involuntaria se produce cuando un barco toca con su orza el fondo del mar, quedando de alguna manera agarrado a este por la falta de agua.

Se suele llamar varar a cuando la parada del barco es sobre fondo de fango o arena, y embarrancar o encallar, cuando el fondo es de piedras.

Cuando esto ocurre, aunquecabe pensar que se debería dar marcha atrás con el motor al máximo con el fin de salir rápidamente de la varada, esto es inútil y además puede perjudicar el posterior salvamento del barco, sobre todo si el fondo es de piedra, que romperá la obra viva al ir hacia atrás. Si el fondo es arenoso o fangoso, el mover el motor hacia atrás, se trasladará la popa lateralmente, dejando al barco totalmente varado.

Lo que hay que hacer es detener el barco y evaluar las averías posibles. Cerrar las puertas estancas y reconocer interiormente el barco para localizar las vías de agua que se hubieran producido. Evaluar las hora de las mareas si la zona donde se navega hay mareas intensas. Si no hay riesgo, intentar salir despacio, pero si lo hay, poner en funcionamiento las bombas de achique, tapar las aberturas, etc.

Si el barco varado ha quedado en seco al bajar la marea, hay que apuntalarlo, reparar las posibles averías y reflotarlo en pleamar mediante remolque y escora.

8.3 Abordaje

Temario-PER-33

8.3.1 Medidas a tomar y reconocimiento de averías.

PELIGRO DE ABORDAJE Y COLISIÓN

VER Y ESCUCHAR. SER VISTO Y SER ESCUCHADO

Mantenga constante vigilancia visual y radar (si dispone de él) de las aguas en su entorno y respete el “Reglamento Internacional para prevenir los abordajes en la mar”, especialmente en los accesos a los puertos y en las proximidades de la costa.

La colisión con un objeto flotante entre dos aguas (troncos, contenedores, cetáceos) no se puede prever, especialmente de noche, y puede desembocar en una peligrosa vía de agua, un vuelco o severos traumatismos. No existen recomendaciones para evitar este tipo de abordaje.

SI OBSERVA UN OBJETO A LA DERIVA QUE PUEDE PONER EN PELIGRO LA NAVEGACIÓN, AVISE DE INMEDIATO A SALVAMENTO MARÍTIMO.

El abordaje con otra embarcación puede ser fácilmente evitado si se mantiene una vigilancia correcta y se respeta el Reglamento.

EL ABORDAJE CON UN BUQUE COMERCIAL O DE PESCA DE GRAN TONELAJE ES EXTREMADAMENTE PELIGROSO. DEBE EVITARSE A TODA COSTA Y SIN ESPERAR A QUE EL OTRO MANIOBRE, AUNQUE ESTEMOS EN NUESTRO DERECHO.


QUÉ HACER:

  • Repase y memorice el Reglamento Internacional.
  • Hacer todo lo posible para ver (lluvia, rociones, atardecer).
  • Hacer todo lo posible para ser visto o escuchado.
  • Calcular por estima el rumbo y velocidad de un buque grande.
  • Vigilar los ángulos muertos de visión (foque, balón).
  • Mantener siempre a una persona en el puente y/o al timón.
  • Si navega a vela, desconfiar en que respetarán su preferencia.
  • Si navega en embarcación a motor, respetar la preferencia del velero.
  • Si es preciso, en un velero, arrancar el motor para evitar un abordaje.
  • Encender las luces de navegación desde el atardecer.
  • Usar el VHF para alertar al buque que nos puede abordar.
  • Izar un reflector de radar lo más elevado posible. Preferentemente, los reflectores deberían ser “ACTIVOS“, del tipo RTE (Radar Target Enhancer). La respuesta de estos aparatos a una señal de radar es más fuerte y consistente. Además, tienen bajo consumo y precio razonable.

QUÉ NO HACER:

  • Creer que hemos sido vistos o escuchados
  • Pensar que un gran buque PUEDE maniobrar o detenerse rápidamente.
  • Confiar en que todo el mundo respeta el Reglamento.
  • Subestimar la velocidad de un buque grande.
  • Navegar por un DST (Dispositivo de Separación de Tráfico) o en Canales sin tomar todas las precauciones PARA respetar a los grandes buques.


Si navega cerca de la costa, vigile la presencia de las boyas rojas o anaranjadas, que señalan la presencia de un pescador submarino, y a las embarcaciones que muestran la bandera “A” del Código Internacional de Señales indicando la presencia de submarinistas. Deje un resguardo mínimo de 25 metros en torno a la señalización Vigile con cuidado a windsurfistas, motos de agua, artes de pesca fondeados y señalizados con boyas (riesgo de enganches en la hélice o timón), y a embarcaciones de pesca con navegación restringida.

Asistencia y reconocimiento de averías: se deben detener las embarcaciones. No se deberán separar dos barcos sin antes reconocer las averías, pues pueden estar taponando una vía de agua. Se debe prestar ayuda al otro barco. Se debe comprobar si han sufrido daños los miembros de las tripulaciones. Se tomarán todos los datos, anotando en el Diario de Navegación lo acontecido y formular el correspondiente parte o “protesta de mar” ante la autoridad, además de comunicar el hecho a la aseguradora.

8.4 Vías de agua e inundación

Temario-PER-34

Temario-PER-35


VÍAS DE AGUA

Las embarcaciones de recreo tienen poco calado y sentinas de reducida capacidad que se llenan con rapidez. Si descubre agua a bordo:

  • Pruebe el agua. Si es dulce, tiene una fuga en el depósito de agua potable y puede relajarse.
  • Si es salada y caliente, procede de la refrigeración del motor. Busque la fuga.

SI ES SALADA Y FRÍA, TIENE UNA VÍA DE AGUA. LOCALICE INMEDIATAMENTE EL ORIGEN YA QUE PUEDE PERDER LA EMBARCACIÓN.

Las vías de agua pueden proceder de:

  • La cubierta, a causa de filtraciones (mal mantenimiento) o una escotilla mal cerrada. No es grave, mientras no afecte al circuito eléctrico o a los equipos de navegación.
  • Un agujero en el casco, como consecuencia de colisión o varada.
  • Pérdida de estanqueidad de válvulas de fondo, de prensa estopas (*) o de pasa cascos bajo la línea de flotación.
  • Reflujo de agua a través de las evacuaciones del aseo o fregadero.
    (*) Es normal que los prensa estopas desprendan algunas gotas de aceite.

SI DESCUBRE AGUA EN LA SENTINA:

Ponga en marcha de inmediato todas las bombas de achique. No apague el motor, ya que las bombas eléctricas consumen mucha batería y pueden descargarla en minutos. Designe a un tripulante a bombear con la bomba manual y el resto a achicar con los baldes. Para reforzar el trabajo de las bombas de achique, suelte la toma de agua de mar de refrigeración del motor, obture o cierre el paso y haga que succione el agua embarcada. Ponga de inmediato rumbo a puerto.


SI ENCUENTRA LA VÍA DE AGUA:

Si está en el casco, intente taponar desde el interior con ropas o cojines y mantenga apretado el cierre. En veleros, también puede tratar de disminuir el caudal de entrada utilizando una de las velas (foque) desde el exterior, pasada bajo el casco y tensándola de banda a banda.

Si una válvula o un pasa cascos falla, cierre o coloque un espiche cónico de madera a la medida. Si la vía es pequeña, aplique pasta reparadora capaz de actuar (polimerizar) bajo el agua.

PREVENIR:

  • Cierre las válvulas que no utilice.
  • No consienta filtraciones desde la cubierta al interior.
  • Asegure la estanqueidad de portillos y escotillas.
  • Fije el ancla para que no golpee el casco.
  • Fije fuertemente las baterías y todo el material pesado.
  • Jamás permita agua en la sentina.

Si no puede detener la entrada de agua, haga una llamada de socorro.
En la espera de ayuda, aumente la flotabilidad vaciando el depósito de agua dulce al mínimo imprescindible y arrojando peso inútil por la borda. Prepárese para abandonar la embarcación, pero espere hasta el último minuto.


UNA EMBARCACIÓN MEDIO HUNDIDA ES MEJOR LUGAR PARA ESPERAR AYUDA QUE UNA BALSA, SE DEBE PASAR A ÉSTA, CUANDO EL HUNDIMIENTO ES INMINENTE.

8.5 Prevención de incendios y explosiones

Temario-PER-36

8.5.1 Lugares de riesgo

Después de ¡Hombre al agua!, sufrir un incendio en medio de la mar es una emergencia grave que puede conducir al abandono de la embarcación en corto plazo. Como las embarcaciones modernas se fabrican con abundantes plásticos, al arder generan humos tóxicos. Generalmente, el incendio es consecuencia de un mantenimiento defectuoso o de errores humanos. Las principales fuentes de incendio son:

  • Tomas de combustible: se debe evitar los derrames y tenerlas bien cerradas.
  • Baterías: los líquidos son corrosivos y producen gases explosivos y venenosos. Han de estar ventiladas y evitar derrames. fumar o encender un mechero mientras se verifica el nivel del electrolito: ¡riesgo de explosión!
  • Cocinas: Deberemos llevar una manta térmica para sofocar pequeños fuegos, apagaremos la válvula de la bombona de butano para vaciar los conductos. fugas de gas, calentar aceites (nunca freír a bordo).
  • Cámaras de motores: se debe vigilar que no haya escapes en las tuberías del combustible y que esté bien ventilada, puede haber riesgo de explosión si se acumulan gases en la sentina. recalentamiento, fugas de combustible, trapos manchados con hidrocarburos en el compartimento del motor
  • Instalación eléctrica: cables y empalmes bien protegidos, evitar chipas, por ejemplo al enchufar con el interruptor en “encendido”. cables recalentados por exceso de carga, enchufes oxidados, fusibles sobre dimensionados o inadecuados.
  • Pañol o tambucho con pinturas: bien ventilados y lejos de los focos de calor.
  • Los fumadores: cigarrillos mal apagados, colillas arrojadas por una escotilla, fumar en la litera, fumar en la cocina.
  • El material inflamable: combustible, pinturas, disolventes, grasas,. almacenados cerca de fuentes de calor.

8.5.2 Factores que han de concurrir para que se produzca un incendio: Teoría del tetraedro del fuego.


Para que el fuego se inicie tienen que coexistir tres factores: combustible, comburente y foco de ignición que conforman el conocido “triángulo del fuego“; y para que progrese, la energía desprendida en el proceso tiene que ser suficiente para que se produzca la reacción en cadena. Estos cuatro factores forman lo que se denomina el “tetraedro del fuego“.

Mientras exista energía suficiente, combustible y oxígeno en las proporciones necesarias, el fuego continuará, solamente se extinguirá cuando se consuma uno de los tres componentes, sus parámetros estén fuera de los valores necesarios o intencionalmente se elimine uno de

Temario-PER-37

8.5.3 Clasificación UNE de los incendios, definir las siguientes clases: A, B, C y F.

Temario-PER-38

8.5.4 El agua como agente extintor, precauciones.

Propiedades de Extinción

La extinción de un fuego sólo se consigue si se aplica un agente efectivo en el punto donde se produce la combustión. Durante siglos, el método empleado ha sido dirigir un chorro compacto de agua desde una distancia segura hacia la base del fuego; sin embargo, un método más eficaz consiste en aplicar agua en forma pulverizada, lo que aumenta el efecto refrigerante del agua y la conversión de agua en vapor. A continuación se detallan las formas en que actúa el agua en un incendio.

  • Extinción por enfriamiento
  • Extinción por sofocación El aire puede desplazarse e incluso suprimirse si se genera suficiente vapor. La combustión de determinados materiales puede extinguirse mediante esta acción sofocante, que se produce con más rapidez si el vapor que se genera puede confinarse, del alguna forma, en la zona de combustión.

  • Extinción por emulsificación

  • Extinción por dilución


AGUA

Es el agente extintor más conocido, el más empleado y el más barato. Su uso se remonta a tiempos muy antiguos.


  • Características

    Tiene gran poder de enfriamiento por el alto calor latente de vaporización (540 calorías/gramo) y su calor específico (1 caloría/gramo y grado centígrado). Cuando se evapora aumenta su volumen entre 1.500 y 1.700 veces, por lo que consigue desplazar el aire que rodea al fuego .Su densidad es de 1Kg/litro, por lo que suele ser más densa que la mayoría de los combustibles líquidos. Esto suele representar desventajas en la extinción si los líquidos no son solubles en agua, ya que se extiende más el incendio al flotar sobre ella el líquido que combustiona.


  • Mecanismos de extinción.

    El agua actúa principalmente por enfriamiento debido a su elevado calor latente de vaporización y su calor especifico, por eso roba gran cantidad de calor a los incendios. En segundo lugar, debido al aumento de volumen que experimenta, actúa por sofocación, consiguiendo desplazar el oxígeno que rodea al fuego. En caso de combustibles líquidos hidrosolubles actúa también por dilución al reducir la concentración de combustible.


  • Aplicaciones.

    Dependerán de la forma de arrojar el agua. El agua se puede utilizar en forma de chorro compacto (tiene como ventaja su largo alcance, pero se supone que sólo entre un 10 y un 20 por ciento del agua participa realmente en la extinción. Se utiliza en incendios de clase “A”) o chorro disperso (dependiendo del tamaño de las gotas se utilizará en unos combustibles o en otros). Muy finamente pulverizada se puede emplear en fuegos en presencia de corriente eléctrica, pero esta aplicación exige una técnica muy depurada y lanzas especiales. Es muy efectiva en fuegos tipo “A” por su gran poder de enfriamiento y se utiliza en fuegos “B” y “C” para su control, no para su extinción.


  • Limitaciones.

    Su mayor limitación es el hecho de ser conductora de la electricidad.


8.5.5 Extintores: Extintores válidos para la extinción de incendios clase B, utilización básica de un extintor de polvo seco, uso óptimo y como atacar las llamas. Comprobaciones básicas periódicas de mantenimiento.

Temario-PER-39

Aparte de las revisiones realizadas por una empresa especializada, es necesario que
el propietario de los extintores lleve a cabo una revisión que debe incluir:

  • Comprobación de la accesibilidad, señalización, buen estado aparente de
    conservación.
  • Inspección ocular de seguros, precintos, inscripciones, etc.
  • Comprobación del peso y presión en su caso.
  • Inspección ocular del estado externo de las partes mecánicas (boquilla,
    válvula, manguera, etc.)

Temario-PER-40

8.5.6 Modo de proceder al declararse un incendio:

  • Localización: debemos saber dónde está el fuego, qué lo está produciendo, qué materiales hay en las inmediaciones, qué elementos pueden ayudar a su propagación.

  • Confinamiento: evitar que se propague, cerrando puertas, portillos, ventiladores, etc.

  • Extinción: se deben suprimir algunos elementos de cuadrilátero del fuego para apagarlo. Sofocarlo por la eliminación de oxígeno, enfriándolo reduciendo la temperatura, eliminado el combustible o cortando la reacción en cadena.


8.5.7 Socairear el fuego, rumbo para que el viento aparente sea cero:

Debemos intenta que el fuego ascienda perpendicularmente a la embarcación, el foco del incendio debe quedar a sotavento, para evitar que se extienda. Si fuera posible navegaríamos a igual rumbo y velocidad que el viento para producir un viento aparente nulo y facilitar en control del mismo.

INCENDIO

Después de ¡Hombre al agua!, sufrir un incendio en medio de la mar es una emergencia grave que puede conducir al abandono de la embarcación en corto plazo. Como las embarcaciones modernas se fabrican con abundantes plásticos, al arder generan humos tóxicos. Generalmente, el incendio es consecuencia de un mantenimiento defectuoso o de errores humanos. Las principales fuentes de incendio son:


  • El circuito eléctrico: cables recalentados por exceso de carga, enchufes oxidados, fusibles sobre dimensionados o inadecuados.

  • El motor: recalentamiento, fugas de combustible, trapos manchados con hidrocarburos en el compartimento del motor

  • La batería: fumar o encender un mechero mientras se verifica el nivel del electrolito: ¡riesgo de explosión!

  • La cocina: fugas de gas, calentar aceites (nunca freír a bordo).

  • El material inflamable: combustible, pinturas, disolventes, grasas,. almacenados cerca de fuentes de calor.

  • Los fumadores: cigarrillos mal apagados, colillas arrojadas por una escotilla, fumar en la litera, fumar en la cocina.


QUÉ HACER

  • Si ve que es incapaz de apagar el fuego, haga una llamada de socorro.
  • Parar el motor o arriar las velas.
  • Largar un ancla flotante para que el humo se aleje a sotavento.
  • Identificar el foco del incendio.
  • Cortar el gas y la energía eléctrica.
  • Alejar del fuego todo material inflamable.
  • Colocarse los chalecos salvavidas y subir todos a cubierta.
  • Mantener alejados del fuego la balsa salvavidas y la radiobaliza.
  • Localizar y recuperar todos los extintores.
  • Cerrar todas las escotillas, puertas y tomas de aire para no alimentar el fuego con más oxígeno.
  • No entrar en un compartimento lleno de humo y evitar respirarlo.
  • Romper puertas o mamparos si necesita llegar hasta el posible foco.
  • Luchar contra el fuego con extintores, mantas o baldes de agua (el agua solamente sobre fuegos secos papel, madera, tejidos).


Recuerde que la carga de los extintores dura poco y debe aprovecharla. Ataque la base del fuego, no las llamas. Para protegerse, lleve ropa ignífuga (lana), guantes, calzado fuerte y un pañuelo húmedo sobre el rostro. Si el fuego escapa de control, abandone de inmediato la embarcación.

Hundir la embarcación: si el incendio fuera imposible de sofocar y tuviéramos la posibilidad de hundir la embarcación, abriendo los grifos de fondo, en un lugar poco profundo para tener la posibilidad de reflotarlo y salvar la embarcación.

8.6 Abandono de la embarcación

Temario-PER-41

ABANDONO DEL BUQUE. LA ÚLTIMA OPCIÓN

Abandonar la embarcación es una decisión difícil y arriesgada porque puede hacerse en condiciones desfavorables y peligrosas. Es una última decisión que debe meditarse mientras quede esperanza de que la embarcación siga a flote.
Algunos abandonos pueden ser muy precipitados, en plena noche y con mal tiempo. Es necesario estar preparado, física y anímicamente, así como entrenar a la tripulación para esa desagradable eventualidad.

QUÉ HACER

  • Prepararse con antelación.
  • Detener completamente la embarcación.
  • Hacer una llamada de socorro y activar la radiobaliza manualmente.
  • Ponerse ropa de abrigo, chalecos salvavidas o traje de supervivencia (si se tiene).
  • Agruparse de dos en dos y reunir el material que queremos llevar. Atención a las mochilas personales de abandono.
  • De noche, que cada persona disponga de una luz.
  • Amarrar a bordo la driza de la balsa salvavidas antes de lanzarla al agua.
  • Volver a leer las instrucciones de la balsa y lanzarla.
  • Tirar de la driza para que la balsa se infle automáticamente. Si no funciona el mecanismo, tendrá que subirla a bordo e inflarla manualmente.
  • Embarcar por parejas, sin mojarse y sin saltar, suavemente para no dañar la balsa, si es posible. Cuando estén todos a bordo, embarcar el material y sujetarlo bien.
  • Llevar consigo la radiobaliza.
  • Cortar la driza en el último momento (debería tener una navaja en el bolsillo).
  • Acomodarse a bordo, buscando el equilibrio para no volcar.
  • Distribuir pastillas contra el mareo.
  • Achicar y mantener seca la balsa. Usar las esponjas de la balsa.
  • Verificar periódicamente el inflado de la balsa y el estado de las válvulas.
  • En la balsa, según su categoría, se encuentra una bolsa de supervivencia.


SUBIR A LA BALSA DESDE EL AGUA

Si se ve obligado a saltar al agua, hágalo de pie, con las piernas y rodillas juntas, sujetando el chaleco y tapándose la nariz. Mantenga a toda la tripulación agrupada. La balsa puede haberse volteado y necesitará colocarla correctamente.

Subir a una balsa desde el agua, con el engorro del chaleco, el viento y el oleaje, requiere cierta destreza, esfuerzo físico y la colaboración de todos.

SI NO DISPONE DE BALSA, NO SE DESTRINCA O ESTÁ PINCHADA

  • Salte al agua y no intente nadar. Si tiene que hacerlo, hágalo de espaldas.
  • Lleve consigo la radiobaliza.
  • Mantenga agrupada a toda la tripulación.
  • Súbase a cualquier objeto flotante para reducir la hipotermia.


Para voltear una balsa, colocarse a sotavento y subir sobre la botella de aire comprimido. En otra posición, la botella puede golpear la cabeza de un náufrago. Tirar de las cinchas que cruzan la parte inferior de la balsa, mientras otros náufragos levantan desde barlovento.

SEE ALL Add a note
YOU
Add your Comment