Regístrate para disfrutar de todo el contenido gratis
¿Nuevo en aulanautica? ¡Regístrate!

3. Seguridad en la mar

Índex



Unidad Teórica 3. Seguridad en la mar.


Temario-PNB-44



Balances: El balance es el movimiento alternativo del barco hacia un costado y hacia el
otro originado por alguna causa externa, generalmente la mar. Para evitarlo
navegaremos poniendo una amura o una aleta a la mar.


Cabezadas: Movimiento longitudinal que consiste en bajadas y subidas de la proa. Esta
oscilación se produce cuando la mar nos viene desde cualquier dirección comprendida
entre la proa y el través de nuestro barco. Si las cabezadas son muy bruscas suelen
darse fuertes golpes, llamados pantocazos (dados con el pantoque).

Este movimiento afecta más a la resistencia del buque que el balance y además es más
molesto. Para evitarlo navegaremos de proa a muy poca velocidad, de aleta o de popa
cerrada a la mar.


Estabilidad: es la propiedad que tiene un buque de recobrar su posición de equilibrio
inicial, cuando circunstancias exteriores como el viento y el mar, lo sacan de ella.


Estabilidad Estática: estudia las condiciones de equilibrio de un buque en aguas
absolutamente tranquilas. Aun cuando por estar flotando en un medio líquido la nave
está en constante movimiento, es válido el estudio de la Estabilidad Estática y es válida
su aplicación, ya que el comportamiento promedio de una nave en el mar es muy
similar al comportamiento de ésta en aguas tranquilas.


Forma de gobernar para evitar balances y cabezadas: Con mal tiempo aumentamos todas las precauciones sobre la seguridad. Todo el
material estará bien trincado y estibado (sujeto y guardado). Deberemos tomar nuevos
rumbos, teniendo en cuenta la ruta más segura. Antes de hacernos a la mar
cerraremos portillos, escotillas y válvulas de fondo, para evitar que nos entre agua.
Con mal tiempo todos los tripulantes permanecerán en cubierta.


Forma de gobernar: con mal tiempo vigilaremos la estabilidad, se debe gobernar de
forma que se eviten los balances, cabezadas, siempre por las amuras o aletas.


No comprometer la estabilidad: en general hay que evitar ponerse del través, pues
esta es la peor situación especialmente para la estabilidad de la embarcación, siendo
más seguro navegar recibiendo la mar por la amura o la aleta.


Sincronismo: efecto que se produce cuando el periodo de oscilación de la embarcación
coincide con el período de la mar.


Forma de romper el sincronismo: se realiza cambiando la velocidad y rumbo de la embarcación.


Transversal: cuando el período de la ola coincide con el período de balance. Si se produce hay que cambiar de rumbo.


Longitudinal: cuando el período de la ola coincide con el período de cabeceo. Para evitarlo hay que cambiar la velocidad de la embarcación.


Uso de los deflectores para trimar la embarcación: si la embarcación navega a alta
velocidad tiende a hundir la popa, en este caso, es poner horizontal la embarcación, es
decir, reducir el asiento. Para ello se utilizan unas planchas situadas en el espejo de
popa, que siendo accionadas por mecanismos hidráulicos corrigen el asiento y la
escora.


Temario-PNB-45


Temario-PNB-46

Temario-PNB-47


Temario-PNB-48



Revisión de portillos y escotillas: con mal tiempo hay que cerrar todas las escotillas o
portillos para que no entre agua en el interior.


Revisión de manguerotes o cuellos de cisne: deben ir orientados hacia sotavento
(donde se va el viento), o colocar las tapas, para evitar entrada de agua.


Revisión de otras aberturas: cualquier otra abertura que pueda inundar la
embarcación debe ser revisada y en su caso cerrada.


Estiba y trinca a son de mar: estiba es ordenar, guardar todas las cosas del buque.
Debe garantizar la estabilidad de la embarcación, no modificando peligrosamente su
centro de gravedad. Debe trincarse correctamente para evitar que caigan o golpeen.
Debe ir ordenadas de forma que primero los menos utilizados, después los más. “A son
de mar” ha de estar todo el barco bien sujeto y ordenado.


Cierre de grifos de fondo: los grifos de fondo deben cerrarse, excepto aquellos que
deban quedar abiertos para el correcto funcionamiento de las máquinas.


Derrota a seguir: es la ruta que debe hacerse para ir de un lugar a otro. Es necesario
trazar esta derrota antes de salir, teniendo en cuenta: los peligros, los posibles
resguardos y tener presente el parte meteorológico, saber hacia dónde va la corriente
y el viento sobre.


Capear el temporal: consiste aguantar el temporal por la proa o la amura hasta que
amaine . Se dará máquina suficiente para gobernar.


Ancla de capa: Se suele utilizar para embarcaciones de poca eslora, es un cono abierto de lona que se arrastra por la popa o proa y sirve para evitar que nos atravesemos a la mar y a la vez que resta velocidad a la embarcación. Se puede improvisar arrastrando un cabo con balde o cabos.


Temario-PNB-49


Temario-PNB-50





Correr el temporal: si el temporal es tan fuerte que no se puede capear, se dará popa
o aleta al mar y se correrá el temporal. Se ha de procurar hacer la maniobra
rápidamente para evitar quedarse atravesado el menor tiempo. La mar por la aleta
puede tener tendencia a atravesar la embarcación.


Riesgos de una costa a sotavento: es especialmente peligroso tener una costa a
sotavento en un temporal, pues este nos lleva a hacia la costa. En el caso de no poder
evitar ir contra la costa deberemos hacer todo lo posible para navegar a una playa o al
socaire (resguardo). Debemos prepararnos, solicitar auxilio, intentar fondear, llevar los
chalecos puestos y tomar todas las medidas de seguridad a nuestra mano.



Otros consejos:

  • Desalojar la cubierta y la bañera de todos los elementos que no son
    indispensables, estibándolos en sus respectivos lugares.
  • Trincar firmemente en cubierta el bote auxiliar o la balsa salvavidas si los hay.
  • Asegurar la línea de vida a puntos bien firmes sobre cubierta.
  • Cerrar todas las escotillas y portillos asegurándose de que están bien
    atornillados los cierres.
  • Preparar las falcas del tambucho de manera que solo sean quitadas al ingresar
    o salir un tripulante de la cámara.
  • Achicar la sentina, pues es posible que se embarque agua durante el chubasco.
  • Guardar y trincar todos los elementos que anden sueltos en el interior, pues es
    probable que el barco escore y reciba algún que otro violento bandazo.
  • Cerrar todas las esclusas que no sean indispensables durante la navegación.
  • Preparar los trajes de agua y ropa bien seca y abrigada (tener en cuenta que
    seguramente la temperatura disminuirá durante un chubasco).
  • Asegurar que la ropa de repuesto se mantendrá seca en la cámara mediante
    bolsas de nailon o similares. Disponer de un lugar seco en alguno de los
    sectores del barco. En nuestros veleros promedio el pique de proa es el más
    idóneo, por lo que es importante verificar que al mismo no entrará agua en
    ninguna circunstancia.
  • Téngase a mano dos o tres linternas con pilas nuevas. Pruébelas antes…
  • Téngase a mano una lista con los canales de las estaciones costeras más
    cercanas para solicitar información. Controle el equipo de radio y asegúrese
    que su selector potencia esté en “Alta” (High) y anote periódicamente su
    posición estimada o conocida mediante ayuda electrónica.
  • La cámara deberá mantenerse ordenada y limpia para el descanso y refugio de
    la tripulación que no está en cubierta. Los cambios de guardia harán entrar a
    los tripulantes empapados de modo que las colchonetas de nada servirán
    una vez mojadas por la tripulación. Contemple la posibilidad de que estén
    tapizadas en plástico con fundas de tela removibles. Quíteles la funda y tenga
    preparado un buen trapo rejilla para secar todo a medida que se moja.
  • Haga preparar alguna comida caliente, si hay tiempo, y repártala entre la
    tripulación, seguramente más tarde ello será muy incómodo o imposible, de
    paso preparare también algunos termos con leche chocolatada o caldo y café,
    para más tarde. Los termos no deben ser de vidrio.
  • Distribuir las píldoras contra el mareo.
  • Si se está haciendo de noche o se reduce la visibilidad proceda a encender las
    luces de navegación y si posee reflector de radar, ícelo.



Temario-PNB-51


Las tormentas eléctricas, si bien no son peligrosas, afectan al barco y a los equipos
eléctricos y electrónicos de abordo (radar, VHF, GPS, sonda, etc…). Se deben apagar los
equipos eléctricos y electrónicos. En los veleros se suele instalar un instalado un
pararrayos. Pasada la tormenta hay que revisar si se ha visto afectada la aguja
magnética del compás.

Las tormentas eléctricas afectan al barco y a las comunicaciones. Es importante saber
que la cobertura que hace una antena de pararrayos es la de un cono, cuyo vértice
corresponde a la parte más alta y cuya base tiene de radio el doble de la altura del
pararrayos (r = 2h).


Temario-PNB-124



Es toda condición en la que la visibilidad está disminuida por niebla, bruma, nieve,
fuertes aguaceros, tormentas de arena, humos o la caída de la noche. Dificulta
enormemente la navegación. Se deberá mantener una estricta vigilancia visual y
auditiva (regla 5 del R.I.P.A.) y el motor listo para maniobrar.

Precauciones en la navegación con niebla: reducir la velocidad; encender las luces;
emitir las señales prescriptivas; utilizar el radar; extremar la vigilancia (visual y
auditiva); trazar una derrota segura.




Reflector radar: es un elemento que facilita la visualización de la embarcación en el
radar de otros buques. Está compuesto láminas metálicas que forman ocho tetraedros
abiertos. Debe situarse en un lugar alto.

Temario-PNB-52


Evitar el tráfico marítimo: en situaciones de baja visibilidad se debe evitar la
navegación por zonas concurridas, como canales, dispositivos de separación de tráfico,
etc. En el caso de estar en estas áreas debe extremarse la vigilancia de todo el
horizonte y cumplir el reglamento y las regulaciones de tráfico marítimo. Las
maniobras deben señalarse con antelación suficiente, por lo que deben ser claras y
amplias.



Precauciones para la navegación nocturna: mantener vigilancia visual y auditiva en todo momento; uso del arnés de seguridad en cubierta en caso de mal tiempo; tener clara la maniobra; no aproximarse a tierra; usar el Canal 16; evitar dormirse.

Temario-PNB-53


Debemos evitar la navegación por aguas poco profundas.



La navegación en aguas someras o poco profundas representa un riesgo para la
navegación ya que se puede tocar fondo y embarrancar. Se ha de tener en cuenta
el calado de la embarcación, así como la intensidad del viento.

En este caso hay que seguir las siguientes recomendaciones:

Temario-PNB-54



  • Reducir la velocidad tanto más cuanto menos profundo sea el
    fondo
  • Mirar con frecuencia la sonda que nos indica la profundidad del
    barco. Activar la alarma de la sonda para avisar del fondo
    mínimo, si se dispone de ella.
  • Revisar la carta náutica para conocer cualquier bajo, escollo,
    piedras a flor a de agua o que velan que pueda haber en la zona
    donde nos encontremos. Establecer un veril de seguridad.
  • Tener en cuenta los efectos del abatimiento y la deriva.
  • Tener preparada la maniobra de fondeo.
  • Mantener una vigilancia exhaustiva con el fin de detectar
    rompientes u otros signos de peligro. Si se observa un oleaje
    puntual probablemente se debe a la existencia de un bajo
    fondo.
  • Si tenemos que pasar un bajo, lo haremos a sotavento de éste.
  • Prestar atención a las mareas y a las señales
    como faros, boyas y balizas de ayuda a la navegación.


Temario-PNB-55


Temario-PNB-56


Temario-PNB-57


Temario-PNB-58


Temario-PNB-59


Temario-PNB-60


Temario-PNB-61




NOTA: Motores fueraborda de menos de 20CV, exentos.
1CV = 0,735 Kw.

Temario-PNB-62


  • Los Extintores deberán instalarse en puntos de fácil acceso y alejados en lo posible
    de cualquier fuente posible de incendio.
  • Cuando la embarcación lleve instalación eléctrica de más de 50 voltios, uno de los
    extintores debe ser adecuado para fuegos de origen eléctrico. Los extintores serán
    de tipo homologado y estarán sometidos a las revisiones periódicas.




Tipos: 21B – 2Kg. de polvo seco ó 3,5 de CO2; 34B – 3Kg. de polvo seco ó 5 de CO2; 55B – 4Kg. de polvo seco.

  • Las embarcaciones provistas de una instalación fija de extinción de incendios
    deben tener un extintor portátil situado en las proximidades del
    compartimento del motor. Las embarcaciones con motores de gasolina es
    necesario que tengan instalación fija de extinción en el compartimento del
    motor, que evite abrir el compartimento en caso de incendio.


LA INSTALACIÓN DE LOS EXTINTORES VARIAN DEPENDIENDO DE LA ESLORA, POTENCIA Y NUMEROS DE MOTORES.


Chalecos salvavidas: Deben estibarse en un lugar accesible. Los chalecos salvavidas
inflables serán revisados anualmente en una Estación de servicio autorizada.



Arneses y línea de vida: Se utilizan en caso de mal tiempo, no es un elemento
obligatorio, pero sí muy recomendable. Su función es evitar que caigamos al agua y
nos separemos de la embarcación. Está compuesto de unas cinchas que unidas a un
cabo con un mosquetón debe trincarse a elementos firmes abordo.

Temario-PNB-63


Señales pirotécnicas: no deben dispararse de forma precipitada. Debemos comprobar
que nos pueden ver.
Las bengalas se ven unos 60 segundos a unos 20 Km. y los cohetes
se ven a unos 30 Km. Se deben estibar en lugar seco y alejado de fuentes de calor. Se
deben manipular con cuidado y deben vigilarse que no estén caducadas. Todas las
señales deberán estar homologadas, de acuerdo con lo establecido en el Real Decreto
809/1999, de 14 de mayo. Antes de usar leer las instrucciones.



LA INSTALACIÓN DE LOS EXTINTORES VARIAN DEPENDIENDO DE LA ESLORA, POTENCIA Y NUMEROS DE MOTORES.

Medios de achique: las embarcaciones de recreo deberán al menos ir provistas de los
medios de achique que se indican a continuación, de acuerdo con las Zonas de
navegación:

  • En las Zonas 4, 5 y 6, un balde y una bomba.
  • En veleros adscritos a las Zonas 4, 5 y 6, al menos una bomba será manual y fija, operable desde la bañera .


Temario-PNB-64




EVITAR SITUACIONES DE HOMBRE AL AGUA

-Prevención para evitar una situación de hombre al agua:

  • Preste especial atención a los niños y a los navegantes inexpertos. Las personas
    mareadas son un riesgo en sí mismas, ya que tienen muy mermada su capacidad para
    mantener el equilibrio, siendo necesario vigilarlas, especialmente en el momento que
    van a vomitar.
  • Las caídas al mar se limitan al máximo con el uso de arneses y líneas de vida. A la hora
    de hacerlos fijos al casco hay que tener en cuenta que el punto de sujeción pueda
    soportar la fuerza que va a ejercer el peso de la persona arrastrada por el agua.
  • Una de las causas más recurrentes de caídas es la utilización de calzado no adecuado,
    propenso a que la persona resbale. El ir descalzo en zonas húmedas donde la cubierta
    no posee material antideslizante facilita los resbalones. Hay que tener especial cuidado
    con no pisar las tapas acristaladas de las escotillas, dado que cuando están húmedas es
    muy fácil resbalar en ellas.
  • Los cabos y otros objetos sueltos por cubierta son una invitación a tropezar, de ahí la
    necesidad de que la cubierta vaya siempre bien arranchada. Los elementos móviles,
    como las botavaras, pueden precipitarse sobre una persona sin que esta tenga tiempo
    para reaccionar.
  • Los balances acusados que generan grandes escoras propician las caídas, de ahí que si
    es posible se deba buscar un rumbo que los evite, sobre todo si hay gente caminando por cubierta.
  • Uno de los momentos propensos para caerse al agua se produce cuando se va a recibir
    un remolque con mala mar. La nave estará atravesada a las olas, con balances
    pronunciados, luego solo debe ir a proa un navegante experto.
  • Los tripulantes con síntomas de embriaguez o bajo los efectos de estupefacientes
    presentan el riesgo añadido de manifestar comportamientos imprudentes, de ahí que
    no se les deba asignar otra función que el mantenerse quietos en la bañera o en otro
    puesto seguro.
  • Aquel tripulante que vaya a realizar sus necesidades fisiológicas por fuera de la borda
    debe ser consciente que su equilibrio está seriamente comprometido.
  • Recuerde: el uso del chaleco puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte. Si
    una persona cae al agua con el chaleco puesto, sus posibilidades de mantenerse en la
    superficie, y, por tanto, de ser vista por sus compañeros son infinitamente más
    elevadas que si no lo lleva. Piénsese que si es de noche, o se navega en visibilidad
    reducida, los chalecos cuentan con un silbato y una luz. Si la persona está inconsciente
    el chaleco le ayudará a voltear sus vías respiratorias por encima del agua y a
    mantenerlo a flote.


-Hombre al agua: Librar la hélice, señalización del náufrago, balizamiento
individual, lanzamiento de ayudas.


Montaje de baliza I.O.R. con aro salvavidas y ancla flotante:

Temario-PNB-65




Cuando el hombre al agua no se encontraba agarrado a ninguna línea de vida le
veremos desaparecer con mucha más rapidez de la que podríamos esperar.
Navegando a 6 nudos, el náufrago se alejará de nosotros unos 200 metros
cada minuto.
Y a 200 metros no es ya nada fácil ver a nadie y mucho menos
si tenemos fuerte oleaje.

Temario-PNB-66


Naturalmente que puede ser usted mismo el que se vaya al agua, por lo que es
imperativo que todo el mundo a bordo, y no solo el patrón, sepan cómo
actuar:


  • Gritar “Hombre al agua”.
  • Tirar el aro salvavidas y por la noche la luz de localización.
  • Si el barco viene equipado con chart-plotter pulsar el botón de emergencia
    MOB (Men Over Board) En caso contrario anotar la hora y minuto de la
    caída. Apunte el rumbo de navegación para poder regresar por su rumbo
    contrario.
  • No cambiar de rumbo hasta que el velero esté en condiciones de ir a la
    búsqueda del naufrago. Ojo ya que con Spinaker la maniobra lleva un
    tiempo.
  • Un miembro de la tripulación no le quitará ojo y si es necesario alguien le
    pasará unos prismáticos para tenerlo siempre a la vista.
  • Durante el alejamiento podemos ir lanzando por la borda defensas o
    cualquier otro objeto flotante para trazar una ruta para el acercamiento.
  • Una vez que estemos en condiciones de arrancar el motor y no haya cabos
    flotando en el agua, haremos la maniobra de acercamiento a motor.


Maniobras de aproximación cuando se ve el náufrago:

Temario-PNB-67




Si perdemos de vista al náufrago podemos realizar las maniobras de:

  • Método del minuto
  • Exploración en espiral cuadrada
  • Exploración por sectores.


Temario-PNB-68


Temario-PNB-69




Apriete la función MOB en su GPS. En este caso, el waypoint MOB GPS es sólo una
aproximación de referencia. Esta situación exige lo que se conoce como un patrón de
búsqueda cuadrada o en expansión.


Navegue 1/10 milla, a continuación, haga un giro de 90 grados a estribor y navegue
otra 1/10 milla, haga un giro de 90 grados, navegue 2 / 10 millas, haga un giro, y así
sucesivamente. Tenga en cuenta que este patrón de búsqueda se extiende desde el
centro o “datum” y este sólo es una aproximación de dónde puede haberse caído el
tripulante .

  • Este método es el más eficaz cuando se sabe que el objeto de la búsqueda está
    situado dentro de unos límites relativamente próximos.
  • El punto de comienzo de la búsqueda es siempre la posición del dátum.
  • Es el método de búsqueda más conveniente para que lo utilicen buques o botes
    pesqueros en la búsqueda de personas en el agua u otros objetos con poca o
    sin deriva.


Temario-PNB-70




Su primera respuesta debe ser la de lanzar un dispositivo de flotación por la borda y
apretar la función MOB en la unidad GPS. Existente en la mayoría de las unidades de
GPS esta función registra inmediatamente su latitud y longitud y automáticamente
traza un rumbo a esa posición desde la suya. Puede ser muy útil que el dispositivo de
flotación incluya una luz de auto-activación, ya que esto le dará una referencia visual .

Gire el barco con la mayor rapidez posible y volverá al punto de referencia. Si
encuentra la persona, recupérela. Si no se le puede localizar de inmediato, inicie un
patrón de búsqueda.

  • Resulta más eficaz cuando se conoce exactamente la posición del objeto y
    cuando el área de búsqueda es pequeña.
  • Se utiliza para buscar en un área circular cuyo centro sea un punto de
    referencia.
  • Para aeronaves, el radio de la configuración de la búsqueda varía por lo general
    entre 5 y 20 millas marinas.
  • Para buques, el radio de la configuración de búsqueda varía por lo general
    entre 2 y 5 millas marinas, y cada giro es de 120°, que se efectuará
    normalmente a estribor.


Temario-PNB-71


Una manera de crear un waypoints rápidamente es mediante la función Hombre al agua (MOB / man overboard). Usualmente se utilizar para marcar una localización en el agua en un caso de emergencia donde no puede parar y rápidamente debe volver al mismo punto que marco donde no hay marcas de terreno para usar como referencia. Esta función lo que hace es que te marca un waypoint y al mismo tiempo te empieza a grabar un track para que puedas seguir tu camino de regreso a ese punto.

Temario-PNB-72


Temario-PNB-73


REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR (R.C.P.)

  • Un solo socorrista:

  • Realice 2 insuflaciones de aire seguidas de 30 compresiones:

    Temario-PNB-74



  • Dos socorristas:

  • Efectúen 1 insuflaciones de aire por cada 15 compresiones:

    Temario-PNB-75



  • Cada cuatro ciclos de respiración/compresión, compruebe si recupera el pulso y la respiración espontánea.
  • El cambio de socorristas se producirá cuando éstos se agoten. Procure no perder tiempo en el relevo.




¡NO SE OLVIDE CONTROLAR LAS HEMORRAGIAS!

¿RESPIRA y tiene PULSO? NO; continúe R.C.P. (mínimo 30 minutos) y solicite CONSEJO MÉDICO POR RADIO.
SÍ; efectúe maniobra lateral de seguridad


HIPOTERMIA: Concepto y medidas a tomar

La pérdida de calor corporal es uno de los mayores peligros para la supervivencia de una persona en la mar, y esto ocurre en todas las personas inmersas en el agua a una temperatura por debajo de 20 C. A excepción de los trópicos, la mayoría de la gente sumergida en el mar (no tropical) y no rescatada muere en un plazo inferior a 6 horas, dependiendo de la latitud y época del año. Esta pérdida grave de calor corporal es lo que denominamos HIPOTERMIA

Tratamiento



Va a depender de las condiciones del superviviente y de los medios disponibles.
Los PRIMEROS AUXILIOS irán destinados a prevenir que la víctima se enfríe más:

  • Víctima inconsciente o semiinconsciente

  • Comprobar pulso y respiración. En caso necesario, maniobras de reanimación cardiopulmonar. Estas medidas se continuarán por lo menos durante 30 minutos.

  • Si está consciente


  • Alejar a la víctima de los lugares fríos. Colocar en posición horizontal. Control de respiración, pulso y temperatura rectal.

  • Llevarla a un lugar cálido. Quitarle la ropa con el mínimo movimiento, cortando con tijeras si fuese necesario. No dar masajes. Dar bebidas calientes azucaradas.


  • Calentarlo con mantas. Añadir calor gradual y lentamente (no de forma agresiva), especialmente en cabeza, cuello, pecho e ingles. Utilizar técnicas de calentamiento suave:

  • a) Aplicar almohadas calientes o botellas con agua caliente debajo de la manta.

    b) Aplicar calor corporal por contacto directo cuerpo-cuerpo con la víctima.


    Temario-PNB-76


  • No administrar líquidos intravenosos ni nada frío por la boca.
  • Evite utilizar ropa que pueda apretar.
  • Nunca dar bebidas alcohólicas.
  • Pedir CONSEJO MÉDICO POR RADIO y preparar la evacuación para atención hospitalaria.


Temario-PNB-77


  • En el momento que constate que no va a poder solucionar la avería por sus propios medios, solicite asistencia. No demore la llamada pues la deriva hacia la costa o un empeoramiento del tiempo pueden complicar la operación.


  • Mientras llega la embarcación de rescate manténgase a la escucha en el canal VHF que Salvamento Marítimo le haya indicado. Si su embarcación deriva hacia costa tenga preparado el equipo de fondeo.

  • Para hacer firme el remolque vaya a proa provisto de chaleco, calzado antideslizante, guantes y, si es de noche, de una linterna.

  • Por norma general el cabo de remolque lo suministrará la lancha de salvamento. Salvo que las condiciones meteorológicas sean muy favorables, no le tenderán el cabo de remolque directamente, sino que primero lanzarán una sisga. A la sisga se le anuda el cabo de remolque.

  • Temario-PNB-78



  • El cabo de remolque suele terminar en una bifurcación conocida como pie de gallo, que permite amarrar el cabo a cada amura, repartiendo el esfuerzo.

  • Temario-PNB-79


  • En caso de disponer de balcón, el cabo de remolque debe ir por debajo del mismo, de lo contrario, al comenzar a tirar el remolcador, el balcón puede resultar seriamente dañado.

  • Una vez haya hecho firme el cabo de remolque, regrese a popa y ponga el timón a la vía. Durante toda la operación de remolque siga las instrucciones que le dicte el patrón de la lancha de salvamento.

  • En las inmediaciones del puerto la lancha de salvamento acortará el remolque y se abarloará a su embarcación para llevarle al atraque.

  • Temario-PNB-80



  • Recuerde: la gran mayoría de los remolques se evitarían con un mantenimiento adecuado del motor. Antes de salir a la mar calcule qué combustible va a necesitar para la travesía. Asimismo compruebe los niveles de aceite y agua de refrigeración. Fugas y ruidos anómalos pueden ser síntoma de averías. ¡Cuidar el motor es invertir en seguridad

  • Temario-PNB-81


Los centros de comunicaciones radiomarítimas son las estaciones costeras, en el caso de España por concesión del estado es el Servicio Marítimo de Telefónica el que gestiona la red de estaciones costeras, que tiene la responsabilidad de la escucha y tráfico de socorro,urgencia y seguridad. Dichas comunicaciones se pueden realizar en HF, MF o VHF y se mantienen a la mantinene escucha las 24 horas del día en canal 16 y canal 70 de VHF.

Los Centros coordinadores de la sociedad estatal de salvamento marítimo funcionan las 24 horas del día y se entra en contacto a través de las frecuencias de socorro, 2.182 Khz y canal 16 VHF. En llamada selectiva digital en 2.187.5 khz y canal 70 VHF. Desde tierra por el Teléfono de Emergencias Marítimas 900 202 202


Recuerda: El número de teléfono 112 está establecido como un número único de asistencia al ciudadano ante cualquier tipo de emergencia (sanitaria, de extinción de incendios y salvamento o seguridad ciudadana) en la Unión Europea.